4 oct. 2008

S.O.S.

Busco un amor que me arrulle,
que invierta su cariño en mí,
que me demuestre que vale la pena vivir,
en este mundo de difíciles relaciones,
que acompañe mis días,
con la armonía de nuestros corazones,
con sus vivencias y su franca sonrisa,
con el quehacer diario en acción espontánea,
con la complicidad en confianza precisa,
y con la comprensión necesaria.

A cambio…,
prometo velar por su inversión,
dedicándole toda mi estima,
haciéndole objeto de mi devoción,
volcando en sus esquinas mi ternura,
contagiándome de su sonrisa,
respetando de sus cosas cada una,
confiándole todas mis cuitas,
satisfaciéndole con la mayor dilección,
y preñando mi corazón de intenso amor.

4 comentarios:

Dante dijo...

Reitero lo comentado. Excelentes letras para tan importante búsqueda, compañero. Indudablemente con tu ofrecimiento, vas a encontrarla. Fue un gustazo leerlo. Un abrazo.

fonsilleda dijo...

Este lugar es más apropiado. Allí te salen demasiadas personas con pretensiones no del todo claras.
En serio, me ha gustado, me ha parecido bonito que ofrezcas, no sólo pidas.
Ha sido estupendo leerlo de nuevo.

Pilar dijo...

Me encantó este poema-trueque. Ya lo había leído, pero vale la pena hacerlo más veces, pues logras, sin caer en exageraciones, hacer un todo hermoso.


Un abrazo grande, Don Señor
Pilar

Balteu dijo...

Gracias Dante por tus palabras y por la consideración. Seguramente el tiempo se encargará de ponernos a todos y cada uno en nuestro sitio.
Un abrazo.

Cualquier sitio es bueno si se entrega el corazón, pero nadie regala nada paisana, ni da duros a cuatro pesetas, un verso es eso y nada más.
Me alegro de que te haya gustado.
Un bico.

Gracias Pilar, eres muy amable y celebro que te gustara.
Un bico.

Archivo del blog