6 dic. 2008

Estás en mí

Pienso en ti y no puedo reprimir un suspiro,
te noto cerca a pesar de saberte lejos,
siento tu amor en mis carnes, en mi alma,
y no dejo de sentirme contento por ello,
tu presencia me acompaña, aún en tu ausencia,
y tropiezo a veces con tus manos, y tus labios,
es un sentimiento claro de que estás en mí,
es un intimo deseo de encontrarnos juntos,
en estrecha complicidad, el mismo cariño,
las mismas ganas, abrazándonos, besándonos,
como un solo cuerpo, dos almas inherentes.

4 comentarios:

fonsilleda dijo...

Parece que, con esa fotografía y ese fondo, tus palabras adquirieran otro significado.
Me gusta la doble visión que a veces puedo sacar de un texto.
Dejo bicos.

Balteu dijo...

Me gusta esa idea, de buscar más significados de los que pudieran parecer a primera vista, también procuro que mis textos puedan ir en más de un sentido, no me gusta nada dar pistas, mejor que cada uno vea lo que le parezca.
Gracias compañera.

Un bico.

Anónimo dijo...

Estar en los pensamientos de otro, atravesar una línea escondida, a los ojos, a la vida del que no va más allá de sus instintos...
El olor y el sonido de esas hojas moribundas arrastrándose por la tierra, viva y dormida sumerge al lector, en ese silencio que habla de saudades y de melancolías...

Mar

Balteu dijo...

Bienvenida a esta mi humilde morada Mar.
Es cuestión de echarle imaginación, aunque muchas veces necesitas sentir a ese otro. Los sentimientos van más allá de los ojos y de los instintos, porque éstos son primitivos, del cuerpo, los sentimientos son sublimes, del alma.
Ese olor característico, junto con el sonido de las hojas, forman parte del ambiente que te imbuye en la poesía, que te lanza dentro, sintiéndola en todos los poros.
Me alegro de tu visita y espero verte más veces por aquí.

Un bico.

Archivo del blog