16 ene. 2009

Buscando mi dicha

¡Cuántos piropos he lanzado, en busca de mis anhelos!
¡cuántos besos han volado persiguiendo su destino!
las añoradas caricias que de tus manos partieron,
nunca a mi cuerpo han llegado por más que lo deseara,
se quedaron en camino buscando mi dicha aciaga,
se perdieron a lo lejos seguidos de mi vista amarga,
y si de algo yo me alegro que antes no reparara,
es que a pesar de los ruegos, de que tú me ignoraras,
seguí insistiendo en mi empeño para que me escucharas,
porfiando por tenerte, ofreciéndote mi capa,
expresándome admirado de tus virtudes y casta,
mostrando mi adoración por todo lo que abarcas,
y se abre ese rincón donde se mece tú alma,
por fin consientes y apruebas, por fin mi amor cabalga,
a lomos de la ilusión, a lomos de la esperanza.

12 comentarios:

fonsilleda dijo...

Y es que ya te digo, si pareces un caballero de los de armadura, cota de mallas y escudo protector, a modo de esa capa que ofreces.
Biquiños.

Simetha dijo...

Me encantó esa imagen:
"Por fin mi amor cabalga" y sobre que lomos!! !Ole!
DEjo abrazos y nunca perderé tiempo leyéndote mi buen Balt.

Alles Liebe
^^(°°)^^

Balteu dijo...

Me dejas sin palabras, paisana, es posible que sea una reencarnación de uno de esos caballeros que dices.
Gracias por tolerar mis escritos.

Un bico.

Balteu dijo...

Gracias por tu visita Simetha. Me alegro mucho de que te gustara.

Un bico.

Dante dijo...

Se percibe en cada verso de tu poema como reflejas el esfuerzo y el tesón hasta alcanzar la dicha buscada y peleada como un noble. Bien merecido que el amor cabalgue. Precioso poema, lleno de amor e hidalguía, Sir Balteu. Como siempre, es un gustazo pasear por tus letras, hermano. Un abrazo.

Balteu dijo...

Me alegra mucho que lo veas así Dante, porque eso es lo que intento reflejar.
Muchas gracias por seguir leyéndome y por dejarme constancia de ello con estos comentarios siempre animosos.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

¡Cuánta dulzura en el interior de cada palabra, cuánta ternura andada de los dedos al alma...!.

Mar

anabel dijo...

caballero,
ha sido todo un placer recorrer tu castillo cabalgando en tus versos.
Desde el lejano Hamburgo te llegan besotes en tropel y muchas ganas de seguir leyéndote.
MUAK.

Balteu dijo...

Te darás a conocer algún día Mar? Porque esto de tropezarse con la palabra que encabeza tú comentario, da un poco de repelús, no? A mí por lo menos.
En todo caso, gracias por leerme y dejar tú comentario.

Balteu dijo...

Bienvenida a mi casa Anabel, desde ahora ya es tuya también, puedes venir cuando te apetezca. Muy bonita la foto con el niño, que me imagino que es Erik, no?
Muchas gracias por tu visita y por dejar constancia con el cariñoso comentario.

Bicos a los dos.

Pilar dijo...

Eyyyy, amigo mío, te conviertes en todo un Quijote luchando contra gigantes y molinos, hasta conseguir vencer los fantasmas y temores en pos del amor.

Felicitaciones

Un abrazo grande
Pilar

Balteu dijo...

A veces hay que luchar contra todo aquello que estorba el paso y por supuesto hay que tratar de vencer, con más ahínco aún, siendo en pos del amor.
Agradezco tu felicitación.

Un bico.

Archivo del blog