29 oct. 2009

X = Amor elevado al cielo


Amor elevado al cubo es lo que tú me das,

cuando con tus caricias asciendo al séptimo cielo,

tu cariño es al mío, como tus besos

son a mí porfía por tenerlos.

No hay incógnita que no hayamos despejado

el uno del otro.

Todas las posibles soluciones llevan al mismo resultado,

porque los algoritmos que manejan nuestras almas,

son idénticos

y tus senos encajan perfectamente con mi coseno,

soy el cateto más próximo a tú hipotenusa,

moviéndome los trescientos sesenta grados

en tú entorno.

Tal vez la fórmula magistral, que converge en ti,

sea el secreto mejor guardado.

14 comentarios:

Duna dijo...

Hipotenusa al cuadrado,es igual a la suma de los cuadrados de los catetos...segú Pitagoras.

Según Duna, un amor mas otro, es igual a UNO.

Si sumas su amor al tuyo
no salen dos, sale uno,
inmenso, total ,como ninguno
pues siempre será único.

Un placer estar aquí.

Dejo muchos bicos.

fonsilleda dijo...

Esta fórmula quizá debieras patentarla.
Ya te lo dije otro día, mas o menos igual, en otra página.
Te hemos recuperado y me encanta.
Bicos.

Balteu dijo...

¡Qué bien te sabes el teorema de Pitágoras, Duna! Aunque a mí me gusta más el tuyo, sin duda es el que me gusta aplicar.
Muchas gracias por venir y dejarte esta muestra matemática.

Un racimo de bicos para ti.

Balteu dijo...

Muchas gracias paisana, por creer en mí y seguir leyéndome y dejándome tus animosos comentarios, que me ayudan mucho a seguir.
La formula, seguramente ya estará patentada por otro y si no, cualquier día la patentamos.

Un acio de bicos para ti.

Taty Cascada dijo...

Balteu:

Que agradable es leerte...Es temprano en mi país, una hora que dedico siempre a disfrutar de la lectura, y comienzo por ti, mi decisión es acertada...
Un fuerte abrazo para ti.

Tatiana

Balteu dijo...

Muchas gracias Taty, me encanta que te sea agradable la lectura de mis escritos y me halagan tus palabras amables, que son de agradecer porque me animan a seguir escribiendo.

Un racimo de bicos para ti.

anabel dijo...

Es un poema hecho para Erik, que a mí me despierta la fascinación que siempre he tenido por los números. Tú le has añadido belleza y serenidad. Una fórmula que a nosotros nos llega al corazón.
Besotes, cielo.

Balteu dijo...

Me encanta lo que me dices Anabel, ojalá le guste a Erik también.
Muchas gracias por pasarte por aquí y dejarme estas palabras que conmueven.

Un racimo de bicos para vosotros.

Simetha dijo...

Aggggghhh! y yo que detesto las matemáticas... (Ese Pitagoras ni se imaginó armarlas de tal forma.) Sublimes tus letras, me han hecho amarlas. DEjo mi abrazo y un beso de más!

La Simetha
^^(°°)^^

Balteu dijo...

A mí me hizo detestarlas un profesor que se negó a explicármelas, antes de él, me gustaban.
Me alegra mucho verte por aquí Simetha, que te gusten mis letras, las leas y me las comentes. Muchas gracias por todo eso.

Un racimo de bicos para ti.

Manel Aljama dijo...

Interesante

Quizá otro ya haya escrito y jugado con los senos y cosenos, pero eso no impide que escribas tu propia versión. Seguro que es distinta, seguro que aporta algo.

Lo malo de la ciencia es que cuando se decubre o descifra la fórmula se pierde la magia y el encanto. Lo bueno es que no se acaba de descubrir el mecanismo al completo ni físico ni químico...

Balteu dijo...

Manuel, entonces, aquí quizás debería de poner aquello de que, cualquier parecido con otro escrito sobre el mismo tema, es mera coincidencia, no?
Tienes razón de que no se acaba de descubrir el mecanismo a pesar de los teoremas y formulas al respecto, tal vez sea porque la teoría es abundante y la práctica exigua, pero bueno, también es un acicate para tratar de descubrirlo.
Muchas gracias por tu visita y por ese comentario tan interesante.

Un abrazo.

Taty Cascada dijo...

Balteu:

Amigo mío, ¿ cuándo volveré a difrutar de tus palabras?..
Ojalá pronto nos obsequies con tus bellos escritos.
Un abrazo para ti.
Tatiana

Balteu dijo...

Bien había pensado poner hoy un poema, lo haré a continuación, a ver si te gusta.
Muchas gracias por leerme y por tus amables palabras.

Bicos.

Archivo del blog