9 feb. 2010

Querida mía


En la dicha del momento, te gocé dentro de mí,
fuiste parte, bajo mi misma piel,
haciendo que resplandecieran mis días.
Tus cascabeles consiguieron florecer mis labios,
que nunca saborearan frutas como la tuya.

Después de que la nave te llevara lejos de aquí,
aún pude masticar durante un tiempo tu aroma,
aún tu sombra me perseguía en mi camino
y a veces, creí notar el contacto de tus manos,
sin embargo debo reconocer mi orfandad.

Sumergido en mi trinchera continuaré el combate
y si el destino me ordena que debo partir,
en tu recuerdo dejaré una rosa pintada en mi boca,
como un último saludo a quien más quise.

Solo te pido, si estas letras leyeras,
que aunque la nube del adiós moje tu cara,
no permitas que el rocío del olvido congele mi recuerdo.

10 comentarios:

fonsilleda dijo...

Una historia completa nos has dejado hoy: desarrollo, nudo, desenlace.
Y un ruego: pelear contra el olvido.
Has tejido una buena trinchera desde la que recordar, volver a vivir, seguir y pedir.
Bicos.

Balteu dijo...

Graciñas paisana, entendíchelo perfectamente, éche unha historia…
Alédome moito de terte por aquí agradézocho moito.

Un acio de bicos para ti.

Duna dijo...

Precioso tu poema. Tiene matices tristes , pero también hay esperanza.
Seguro que si ella lo lee, irá a tus brazos.

Bicos, amigo

Taty Cascada dijo...

Toda una secuencia de imagenes, de esa manera percibo tu poema. Estoy cierta que la feliz destinataria de tus letras, no podrá permitir que el rocío del olvido prenda en su recuerdo.
Un beso.

Balteu dijo...

Sí Almudena, tienes razón, tiene las dos cosas aunque quizás los matices tristes sean más abundantes.
Tal vez si ella pudiera vendría, pero seguramente no puede y por eso dejo estas notas, estas migas de pan en mi camino, esperando que las encuentre antes de que el ave del tiempo se las coma y desaparezcamos ellas y yo.
Muchas gracias por acercarte a mi rincón y dejarme la huella de tu paso.


Un racimo de bicos para ti.

Balteu dijo...

Hola Taty, me alegra mucho que tu percepción te permita ver estas imágenes, en mi poema.
Yo también espero que al menos el olvido no oculte mi recuerdo.
Muchas gracias por pasar por aquí y dejarme tu comentario.

Un racimo de bicos para ti.

Duna dijo...

Gracias por estar conmigo, por tus palabras y tu amistad.

Te quiero mucho.

Bicos.

Balteu dijo...

No hay de qué Almudena, gracias a ti por las tuyas y por permitirme leer tus versos.
Yo también te quiero amiga mía.

Bicos.

Froiliuba dijo...

Toda una epístola para la dama. Lleno de desaroy súplica, me encanta ese último verso de despedida .

Te ha quedado muy bonito, de verdad.
bss

Balteu dijo...

Muchas gracias por asomarte a mi rincón y opinar sobre el poema Froi, es una alegría grande para mí verte por mis letras.
Me alegra mucho que te guste.

Bicos

Archivo del blog