23 mar. 2011

Uno se acomoda



Te fuiste y se me bajó el telón
ocultándome la luz,
me dejaste en el desierto
de mi soledad infinita,
en el pozo amargo
que oculta tus besos y tus caricias
en la oquedad silente del vacío.
Tal vez uno se acomoda
en aquello que cree que es bueno
y no debiera,
en ver la sonrisa franca
que es la llave de todas las sonrisas,
en la plática pausada por la paz que lleva,
se acomoda en los abrazos
o en las manos que van más allá
del simple saludo dando calor a un gesto
y no debiera.


11 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Uno intenta acomodarse Balteu, finge la tristeza bajo una aparente normalidad.
Un abrazo.

Balteu dijo...

Ciertamente Taty, uno se acomoda fingiendo normalidad mientras la procesión va por dentro, minando la tranquilidad de la persona, acostumbrándola a los golpes del destino y haciéndola insensible a los sentimientos.

Pilar dijo...

Uno se acomoda bajo el paso de las horas,
pierde el ritmo del tiempo,
desconoce la humedad de la lluvia,
el canto del viento,
la diferencia entre el amanecer y la noche.

Uno se acomoda, se acurruca en el abrazo de la penumbra
y el temblor de una lágrima oculta a los ojos del mundo.

Abrazos
TQM

Balteu dijo...

Así es Pilar, eso es más cierto aún de lo que dicen solo las palabras.
Ya lo dije más veces, me encanta que me comenten con versos y mucho más si los siento así, como siento los tuyos.
Gracias por tu visita y por tus entrañables palabras.

Bicos
Yo también TQM.

RosaMaría dijo...

Tristeza da ver bajar el telón, pero la vida continúa a pesar del acomodamiento a ese vacío y hay que seguir intentando rehacer la obra de nuestro vivir. Hermosos versos. Besos.

Balteu dijo...

Claro Rosa María, es lógico que de tristeza la bajada del telón, pero sabes que tarde o temprano llega y sí hay que seguir intentando rehacer la vida, pero es normal que una patina de dolor recubra nuestro rostro y que nos encoja un poco el corazón.
Me alegra que te gusten mis versos y agradezco mucho tus letras.

Bicos

fonsilleda dijo...

No debiéramos acomodarnos nunca. Jamás pensar que ya hemos llegado, que aquel es el límite, la meta. No deberíamos, pero es harto difícil.
Hermoso poema de abandono y reproche a uno mismo.
"Si yo no hubiera...", "si ella hubiera..."
Si, siempre la condición que no somos capaces de asumir.
Bicos y admiraciones. Todo junto.

Balteu dijo...

Por supuesto Ana, no debiéramos, pero se nos escapa en el tiempo como arena por entre los dedos y cuando nos damos cuenta encontramos que ya se ha hecho costumbre y nos percatamos de que no debiéramos acomodarnos en lo bueno.
Muchas gracias por tus palabras.

Bicos

Balteu dijo...

Por supuesto Ana, no deberíamos, pero ya sabemos todos lo que pasa, creemos que el presente es intemporal, para siempre y nace la comodidad, luego el futuro nos aparece dudoso y nos acordamos de aquel tiempo en el que disfrutábamos cómodamente.

Manel Aljama dijo...

Por fin he podido volver. Cierto que uno se acomoda a lo bueno y a lo malo. Tu poema refleja muy bien esa situación, esa inercia que se convierte en círculo vicioso, el pozo donde uno se encuentra cuando su amor ya no está. Y como dice (creo que Punset), el sufrimiento es tan fácil...
Un abrazo

Balteu dijo...

Me alegro mucho de verte de nuevo por aquí Manel. Uno se encuentra muchas veces en un pozo con amor o sin él y el sufrimiento es algo que se siente en momentos concretos, no es un continuo desgarro, por suerte creo yo, ni creo que sea tampoco algo en que recrearse. ; )
Muchas gracias por leerme a pesar de la irregular presencia de mis letras.

Un abrazo.

Archivo del blog