25 jul. 2011

Pensando en ti

Pienso en ti y abarco tu mundo
que ya está dentro del mío,
e inevitablemente siento la caricia de tus ojos
que a los míos emocionan,
abriendo sonrisas de complicidad.

Pienso en ti y me lleno con tu aroma
que inunda mis sentidos,
emborrachándome de gozo,
disfrutando de la esencia del ser que amo
hasta hacerme soñarte a mi lado.

Pienso en ti y desfilan ante mí todos los cuadros
de la historia de nuestras vidas,
unidas por situaciones complejas
con un final incierto pero que
solo los hados del destino pueden revelarnos.

Pienso en ti y no consigo que la sombra de la duda
se desvanezca dejándote libre de prejuicios,
dejando el aire que respiras limpio,
evitando los posibles contagios perversos,
para que tus besos sigan siendo mi alimento.



Ilustración: El pensador de Rodin, copiada de Fotos e imágenes en Internet.

4 comentarios:

fonsilleda dijo...

Y, a nuestro pesar, no es malo pensar, no es malo volver a recrear recuerdos, incluso soñados.
Sobre todo si ayudan a rectificar actitudes, a buscar nuevos fines, a mirar horizontes.
A pesar de todo.
Biquiños

Balteu dijo...

Claro Ana, esos pensamientos siempre ayudan a rectificar o como mínimo a pensar en rectificar, luego pasará cualquier cosa por hacerla sin pensar.

Bicos

Pilar dijo...

Pensar, retroceder, ir y venir, viajar…
Ojalá en un viaje constante, reposado, esperanzado.
Delirar, soñar, volver y recoger los recuerdos para entibiar el alma.

Abrazos
TQM

Balteu dijo...

Ojalá sea un viaje constante, reposado y esperanzado siempre, sí, a eso lleva el pensar, el pensar como lo muestro en el poema y que pase lo que pase que podamos entibiar el alma, como dices tú, pensando, recordando, quizás así podamos al menos soñar.

Bicos.
TQM

Archivo del blog