27 ene. 2012

El juego más severo



La partida más inhumana que jugamos,

es la historia de esta vida bien regada,

de matices que en holganzas ya se pierden,

nos gobiernan los poderes provechosos,
de las indiferencias de los pueblos complacidos,

conformados con subsistir y su ignorancia.

Aquí el que maneja la información y la acomoda,

a su entera disposición, su relevancia.

Allí el que interpreta la ley a su manera,

aprovechando los huecos que la duda

deja del lado de su docta preeminencia.

Pero a distancia, el que tiene el dinero

y lo maneja, que aunque fluya de sus manos no se aleje, ni se pierda,

ese inventa cuando quiere una crisis

y basándose en que ha perdido algo,

a todos coge por donde más duele,

los bolsillos de los más necesitados.

Mientras los políticos meros títeres

que se creen que gobiernan y que mandan,

solamente porque dirigen a sus anchas, quedan indemnes,

solapados por los acontecimientos, sin mácula.

Y ahí estamos todas las piezas de este juego,

los peones, los que más aportamos y perdemos,

los alfiles, los caballos, las torres

y aquellos que por su poder son los reyes,

nos permiten seguir en la partida, ganar o perderla.




Ilustración copiada de Imágenes de Internet

2 comentarios:

fonsilleda dijo...

Sesudo y docto te reencuentro hoy. Sabias palabras que tendré que releer con calma, cuando consiga ponerme, más o menos, al día.
Es una promesa o, cuando menos, un compromiso.
Biquiños y aplausos, todos.

Balteu dijo...

Muchas gracias por la visita Ana, vuelve a releer cuando quieras, me agrada tenerte por aquí.

Bicos

Archivo del blog