13 sept. 2012

Mujeres





Mujeres, todas me hirieron…

y todas me amaron…

yo también las amé,

¡diablos y como las amé!

¿acaso debo culparme por eso?

¿merezco castigo por ello?

tal vez sí, por no medir las consecuencias,

por confiar en una igualdad de nobleza,

por creerlas de corazón noble,

quizás no fui yo como ellas esperaban,

de cualquier manera, 

seguramente no esperamos lo suficiente,

ni ellas, ni yo.

2 comentarios:

Pilar dijo...

Mujeres,hombres,destinos, deberes,haceres,compromiso, cercanía y lejanía, amor amado, amor entregado, amor prohibido, amor deshechado, amor dividido.
No hay culpables, ganadores o perdedores, sólo existe ese amor, el amor vivido, la historia, los momentos, miradas, complicidad...independiente de lo sucedido, siempre quedará adherido al corazón y a la piel, cada segundo de la fuerza de amar apasionadamente.

Abrazos

Balteu dijo...

Muchas gracias Pilar, por esta visita con este razonado comentario, como habrás visto, no reprocho ni me quejo, si no simplemente elevo un pensamiento.

Bicos.

Archivo del blog