30 ago. 2012

Nómada




Siempre se levanta,

con la sonrisa en los labios

con la luminosidad del nuevo día.

Su equipaje está permanentemente hecho y a mano,

por si debe cambiar la orientación de sus pasos.

No necesita mucho dinero,

ni cargarse de deudas, recuerdos,

ni objetos superfluos, 

porque vive el presente,

el futuro le sorprende y alegra cada mañana.

Sus ojos son del color del cielo,

ya que en su horizonte no hay otra cosa.

Conoce cada palmo de tierra que pisa,

pues él es ciudadano del mundo,

lo recorre de punta a punta 

sin encontrar fronteras

y ahí es donde vive.

Se entiende con todos, 

como todos pueden entenderle fácilmente,

puesto que sus hermanos del norte,

son como los del sur aunque tengan la piel más clara.

4 comentarios:

Hulna dijo...

Dicen que los nacionalismos se curan viajando.
Ser ciudadano del mundo es la mejor forma de hacer del mundo tu casa.
Un bello canto a la integración, querido Balt.
Unos cuantos bicos.:P
(y ahora ... voy a demostrar que no soy un robot) :)

Balteu dijo...

Muchas gracias apreciada y admirada compañera, es una alegría grande encontrarte por mis letras, las tuyas dan un toque de distinción a mi blog.
Si desde tú blog y sin cerrarlo entras en el mío (seguro que ya lo sabías) no precisas hacer demostraciones.

Una mano llena de bicos para ti.

Hulna dijo...

Ups... pos va a ser que no lo sabía, Balt. Soy novata en ésto de los blogs... aún estoy descubriendo cosas. ¿Dónde tengo que pinchar para entrar directamente en tu blog? Porque hasta ahora tengo que poner el nombre en la barra de búsqueda.
¡Una quesmutorpe! ;) ¿y ves? ahora me vuelve a pedir que demuestre que no soy un robot. (aquí... debajo de este recuadro donde escribo ahora)
¡Hala... vaaaaamos pallá!

Hulna dijo...

¡¡çqué tontaaaaaaaaaaaaa!!! pero si te tengo en mi sección de blogs, a la derecha del mío... ¡¡¡cómo está la abuelaaaaaa!!

(pero de todas formas... me sigue pidiendo el bicho que demuestre que no soy un robot) ;D

Archivo del blog