4 sept. 2010

Metamorfosis


Dejo sobre las sábanas el humor del viernes,
sobre mí almohada blanca el sueño de ayer.
He dejado la carga que traía al hombro
y me he rasurado toda la piel.

Quiero ser diferente, ser otro hombre,
sin nada que la armonía adultere,
nada que entorpezca el renacer,
a otras especias abrir mis carnes,
dárselas a quien tenga hambre y quiera comer.

Porque la vida de este mundo es de prioridades,
la mía está cumplida no hay más que hacer.
Hay quien pasa miserias y privaciones
solo trabajan y trabajan sin vacaciones,
por no tener no tienen, por no tener.
Cúbranse pues los necesitados
y sin dilaciones, tengan cuanto poseo, se lo daré.

6 comentarios:

Duna dijo...

Hay quien trabaja para vivir, y quien vive para trabajar. Yo sé de los que tú eres.

Me encanta como has dejado el blog.
Voy a aportar algo...escúchalo y me dices...
Bicos

Pilar dijo...

Amigo mío:
Me ha encantado la primera estrofa. En cada verso dejas con arte y belleza esa despedida que sientes necesaria.
Ojalá fuera fácil despegar trozos de la historia, como una capa de piel, renovando el alma, re andando caminos para conquistar la vida de manera diferente.
Tal vez no estaría presente ese querer entregarse ya sin esperanzas.

Creo, sinceramente, que vale la pena estar, seguir, vivir…hasta el último aliento.

Abrazos y un te quiero mucho

Balteu dijo...

Bien Almudena, con respecto al blog ya hemos hablado y a lo que el poema se refiere, pues tan solo es un levantarse de mañana y asearse del aroma nocturno, tan solo un poema.

Muchas gracias por todo.

Bicos

Balteu dijo...

Me alegra que te gustara la primera estrofa al menos, pero de lo único que me despido, si podemos llamarle despedida, es de los posos de la noche anterior, el sudor, el sueño, el olor del cuerpo, sin perder un ápice la esencia de lo vivido. Ni lo malo, ni lo bueno, no representan carga para mí.
En cuanto a lo de entregarse sin esperanzas, es todo lo contrario, se trata de entregarse con la esperanza de servir para algo, de que para obtener los frutos antes hay que sembrar su semilla y en los tiempos que corren, se cogen los frutos de otros y hasta se comen las semillas.
Yo también te quiero amiga mía.

Bicos

fonsilleda dijo...

Dura la metamorfosis que ofreces. Descarnada y, si quieres, con un pozo de tristeza latente, aunque, por otro, el ofrecimiento que haces es de un total desprendimiento en favor de los demás.
Complicado tu propuesta de hoy. No la analizo tanto como una apuesta personal, sino como algo que puede pasar o que estarías dispuesto a hacer. Pero siempre al final.
Sé que en G.B. te han dicho algo así como que no es bueno "desnudarse tanto". No lo entiendo. Yo sí estoy totalmente de acuerdo.
Bicos en tres o cuatro acios.

Balteu dijo...

No hagas caso paisana, esto me pasa por levantarme demasiado temprano, libero entonces todo lo de la noche anterior y lo plasmo en ese poema. Siempre trato de sembrar antes de recoger el fruto y a eso es a lo que me refiero.
Sí, es cierto lo que dices, pero en ese aspecto no tengo pudor, ni creo ser hipócrita, por lo tanto seguiré a mi aire, no importa lo que digan, hablan? Luego es que me leen…
Pues qué bien!!
Gracias por saber estar.

Un acio de bicos para ti, no conviene más, peligro de empacho.

Archivo del blog