6 oct. 2010

Esa luz


Tu mirada deshace la escarcha que me cubre,
enciende vapores de ansiedad en mis ojos
e ilumina de profanos deseos mi alma,
marcando mi cuerpo de inequívocas caricias,
y multiplicando las ganas de quererte.

Tu mirar es la llama que me muestra
el camino a seguir hasta tus brazos,
y estos me acogen como el árbol
que extiende sus ramas para que aniden los pájaros.

Es tan grato el éxtasis que en ese momento siento,
que por estar en tu regazo daría lo que tengo,
hasta la vida si preciso fuera
y aunque muriera ahí quedara,
porque morir contigo no es morir
si no permanecer para siempre.

6 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Los últimos versos son tan bellos, que merecen varias lecturas...
Un abrazo Balteu, me gustó el nuevo diseño de tu Blog.

Balteu dijo...

Muchas gracias Taty, me alegro de que te gusten el blog y los versos, es un placer tenerte por aquí.

Bicos

fonsilleda dijo...

Esa luz no es tal sino llama, fuego y éxtasis.
Tú lo has dicho y lo has hecho muy bien
Además estoy de acuerdo con Taty, los últimos versos...
Ya sabes, a mí me puede el sabor.
Biquipos

Balteu dijo...

Qué puedo decir Ana, los últimos versos recogen el sentir de todo el poema, son el resumen final y claro, es mi sentimiento, por supuesto.
Gracias por serme tan fiel paisana.

Un acio de bicos para ti

Froiliuba dijo...

Ese regusto a verso clásico, que se pierde por desgracia, ese sonido musical de tus versos, siempre son bellos
la belleza que se siente y sobre todo la pasión
normal que te lleve al éxtasis

Balteu dijo...

Muchas gracias Paca, por acercarte hasta mis letras y dedicarme ese comentario tan grato.

Bicos

Archivo del blog