5 dic. 2012

Cualquier tiempo pasado…




Gravé tu nombre en mis poemas,
mientras el fuego comía mis entrañas,
no conozco nada más ardiente que tu recuerdo,
por él sé que la fecha de mi final, ha caducado.

No tengo pues prisa por irme,
este trecho es de regalo y en él pienso recrearme,
por eso te veo a mi lado en los vapores del pasado,
alargando el tiempo para poder saborearlo.

Porque me siento dueño de mi presente
pero esclavo de mi ayer,
así vuelvo a él cuando me llama y con él me solazo,
al tiempo que mi mente mantiene fresca tú imagen.

No hay comentarios:

Archivo del blog