10 dic. 2012

Que el polvo del camino, no enturbie tú pensamiento




Tenebrosa cueva de mi memoria,
en la que quieres enterrar mi pasado,
sabes bien como temo tú profundidad,
como lucho por deshacerme de ti,
pues no quiero cavernas en mi mente,
mas comprende que es humano
el tratar de mantener los recuerdos
porque entiendo que lo vivido,
también forma parte de mí.

Por eso quiero conservar la recordación,
diáfana, clara y casi transparente, viva,
porque ella va tallando esta dura piedra
en la que se ha convertido mi persona,
porque ella dice más de mí,
de lo que pueda decir nadie y es
esencial para el relajo de mi conciencia.

No hay comentarios:

Archivo del blog