10 feb. 2014

Mi ama

La conocí por un casual,
nos contamos cosas de nuestra vida,
simpatizamos y sin saber cómo
pasó a ser la madre de mis besos,
mi cariño azul sin nubes,
el centro de mi mente,
mis sueños de noctámbulo,
el objetivo de mis manos.

Sus abrazos dejaban aroma
de “No me olvides”…
convirtiéndolos en frecuentes.

Es la musa en mi poema,
dueña de mi hogar,
amante en mi cama,
mi enfermera en la compañía,
y siempre mi amor, mi ama.

No hay comentarios:

Archivo del blog