11 jun. 2015

En vuelo pero anclada a mí



No sé cómo lo haces, cómo consigues
llamar mi atención, tenerme pendiente de ti.

Es que has conseguido que me crea que puedes hacer todo,
que solo piense en ti como mi única preocupación,
que si me faltas un solo instante,
mis sentidos te busquen por todas partes,
que si mis ojos no te ven, ni huelo tu perfume,
mi voz te llame desesperado hasta que el tacto
de mis dedos consigue asegurarme tu presencia.

Te quiero y necesito decírtelo a cada instante,
de viva voz o con mis besos,
acariciándote o estando tan cerca de ti,
que note ese puro amor que emana tu sonrisa.

Y es que siempre has querido volar,
como cuando te cojo con mis brazos a los tuyos en cruz,
para que no puedas alejarte con esas alas de ángel
y aunque alces tus pies del suelo te sientas anclada a mí.

No hay comentarios:

Archivo del blog