17 mar. 2016

Prueba de amor


Vivir junto a ti es mi único deseo.
Ser el guardián fiel de esa gran belleza
que atesoras, con la delicadeza
propia de quien provoca mi jadeo,
mi desequilibrio, mi balbuceo,
mi esfuerzo vano que con la franqueza
que caracteriza mi sutileza,
me torna en tu servidor europeo.

De tal suerte alela mi proceder,
que me veo esclavo de tu beldad,
rendido devoto de tu querer,
inmóvil, si no te consigo ver.
¡Flagelad mi cuerpo si no es verdad!  

¡herirme, que tiemble todo mi ser! 

No hay comentarios:

Archivo del blog